Skip to content

Eleccion papa benedicto xvi

Anuncios

El Credo

El llamado «símbolo apostólico» se compone esencialmente de una parte trinitaria —tres artículos en que se profesa la fe en las tres divinas personas— y de otra cristológica, que fue añadida al segundo artículo.

Pero quedan algunas fórmulas, compuestas a modo de símbolo, que carecen de la parte cristológica: estas fórmulas parecen más antiguas que el «símbolo de los apóstoles». Una fórmula de esta especie, casi acristológica —que es tal vez la más antigua de todas— se conserva en la obra, impregnada de gnosticismo, escrita entre los años 150 y 180: Testamentum in Galilaea D. N. I. Christi, ed. I. Guerrier 1913, en “Patrología orientalis IX”, o en la obra casi idéntica: Gespräche Jesu mit seinen Jüngern nach der Auferstehung, ed. C. Schmidt 1919, donde (p. 192 y 32, respectivamente) se halla este Símbolo breve: «[Creo] en el Padre omnipotente, —y en Jesucristo, Salvador nuestro—, y en el Espíritu Santo Paráclito, en la Santa Iglesia, y en el perdón de los pecados.»

Denzinger

 Origen del credo católico

Durante los concilios ecuménicos de Nicea, en el 325 y Constantinopla, celebrado el 381, se enuncia el llamado «credo niceo-constantinopolitano». Este credo resumió las respuestas definitivas que solucionaron la crisis provocada por Arrio, que negaba la divinidad de Jesucristo, afirmando la fe trinitaria, es decir, en Dios Padre, Jesucristo Dios Hijo y Dios Espíritu Santo.

Hay un segundo credo ampliamente conocido en la Iglesia y que lleva el nombre de «credo de los apóstoles». Es a estos dos credos a los cuales se adhieren las tres principales vertientes del cristianismo: los católicos romas, los protestantes y los ortodoxos. Los distintos movimientos, denominaciones y grupos autodenominados cristianos que no observen, enseñen, guarden o crean alguna de las proposiciones contenidas en estos credos, son considerados como sectas.

fuente:wikipedia.org

La llegada del Papa Benedicto a Mexico

Significado del Padre Nuestro

El título de Padre Nuestro  o Padrenuestro proviene del latín Pater  Noster y es el nombre de una oración cristiana dada a  conocer por Jesús de Nazaret, según relatan los  evangelios de Mateo y de Lucas. Entre ambos autores existen  diferencias entre la descripción de las circunstancias y  también en el estilo del texto de la oración, de lo  cual derivan las diferentes versiones existentes en distintas  confesiones cristianas.

El Padrenuestro está considerado como la  oración cristiana común por excelencia por las  confesiones mayoritarias: para los católicos es el resumen  de la doctrina cristiana, para los protestantes es el modelo  de  oración cristiana y, según los ortodoxos, es la  oración perfecta.

Video de Ateos a Catolicos

Oración a la Virgen María